jesuscarel

Cartel para la presentación del libro “Proyecto nuevo de Nación” por encargo de unos amigos encargados del evento.
El concepto de diseño era que con la participación de todos se le puede dar forma al nuevo país que muchos queremos,
de ahí que el espacio entre las tres manos (un hombre, una mujer y un niño) representan a Mëxico.
_____________________________________________________





arboleda-fc
Diseño del emblema para el equipo de fútbol de los amigos de la colonia, en mi última etapa de futbolista
que mi rodilla derecha me permitió disfrutar.
_____________________________________________________







Rediseño completo de la marca e imagen corporativa de esta empresa con más de 30 años en el mercado.
El proyectó incluyó prácticamente todo lo relacionado con la imagen de la empresa y el cambió se dio por una renovación en
la dirección de la misma. Hace poco hubo otra reestructuración y la empresa cambió a "Tubos Monterrey", como se
encuentra actualmente, aunque la razón social sigue siendo "Aceros y Tubos de Yucatán".
_____________________________________________________







Este calendario lo hice para el CECUNY y fue un proyecto muy bonito porque cada mes tiene una
obra de un niño diferente, además del colorido y del suaje tipo eslabón que lo hacía desarmable.
Se entregó en un sobre con la imagen del mismo.
_____________________________________________________







Uno de los fracasos más extraños que me ha tocado vivir porque los dueños hicieron todo bien y aun así tuvieron que cerrar;
al pasar lo años y platicar con ellos me comentaron que el problema fue la ubicación (Plaza Dorada), que debieron
ponerlo en otra plaza más acorde con su producto e imagen. Mi trabajo incluyó desde el nombre (naming) hasta todo de todo:
menús, envases, publicidad, uniformes, anuncios, manteletas, etc., por ese lado fue un proyecto muy intenso pero
que disfruté mucho por la amplitud del mismo y porque en todo momento conté con la confianza de mi cliente.
_____________________________________________________







Esta fue una propuesta que se le hizo a la empresa para una campaña de publicidad; lo chistoso es
que todo surgió como un juego en la agencia donde trabajaba en Puebla (Ordorica Cinco) entre Ricardo Gacía Mainou
(mi amigo y copy de la agencia) y yo, el resultado nos gustó y al cliente también pero nunca se animó a usarla.
_____________________________________________________







Proyecto completísimo también en el que yo hice todo, desde el nombre hasta todas la aplicaciones de
imagen y publicidad. La empresa funcionó unos años y después tuvo que cerrar, lo cual fue una pena
porque al menos la imagen la manejaron muy bien e hice muy buena marcuerna con ellos por la
confianza y profesionalismo con que trabajamos en todo momento..., un detalle curioso es que la gente pensaba
que era una franquicia por todo el concepto de negocio que manejaban, incluyendo la imagen por supuesto.
_____________________________________________________







Otro proyecto integral en el que sólo no hice el naming, pero diseñé la marca, portadas, concepto editorial, armado,
publicidad, anuncios y supervisión de pre-producción. La verdad es que como proyecto de diseño fue muy
interesante e intenso aunque fuera otra de tantas revistas sociales que han entrado y salido del mercado.
Yo me salí al tercer número por problemas con los dueños aunque después no duro mucho.
_____________________________________________________







Allá por 1993 cuando trabajaba en Ordorica Cinco manejábamos la cuenta de Stanley y nos encargaron el
diseño y construcción del stand para la Expo Ferretera de Guadalajara (la más grande del país)
y me comisionaron a mí este proyecto. Mi trabajo incluyó el diseño, maqueta, planeación y supervisión,
fuimos a Guadalajara y ahí me puse a cortar, martillar, pegar y pintar junto con todo el staff de la empresa...,
todo el estrés y cansancio acumulado se me olvidó cuando finalmente terminamos.
_____________________________________________________







Uno de esos típicos casos en los que el diseñador no logra o no puede hacerle ver a su cliente algo
tan evidente: que necesita rediseñar su marca. No quiero decir que esta propuesta fuera la mejor (aunque no
fue la única que se le presentó), pero ni siquiera sirvió para inquietarlo un poco e iniciar un proceso de
rediseño de imagen..., nada, fue un "no" rotundo, ¿la razón?, ese era su logo desde hace más de 30 años
y no veía porque cambiarlo.